VIH o la muerte social · ElNuevoDiario.com.ni


“Se puede ver desde varias perspectivas, principalmente desde el sistema de salud del cual nosotras somos usuarias. Además, hace falta acceso a medicamentos y también el acceso para que las mujeres que conviven con el VIH puedan hacerse exámenes tan corrientes y vitales, como los papanicolau y el de mamas”.

“En cuestiones de derechos humanos también estamos limitadas, porque carecemos de oportunidades de empleo. La mayor parte, casi el 95 por ciento de las personas que vivimos con VIH, no tenemos un empleo por nuestra condición, ya sea en una empresa privada o en una institución pública. Todo tiene que ver con el mismo estigma y discriminación de los que somos objeto”, afirma.

Cano critica, incluso, que aún algunas organizaciones que trabajan el tema del VIH, cuando se solicita un trabajo y conocen que se es seropositivo, cambian su actitud.


No hay comentarios: