Kaká vivió la castidad. La Verdad

Ricardo Izecson dos Santos Leite, Kaká para los seguidores del balompié, nació en el regazo de una familia cristiana de clase media de Brasilia hace 28 años. La estampa del carioca arrodillado en el Olímpico de Atenas, refiriendo a Dios la victoria de la Champions League y vestido con una prenda en la que se leía: «I belong to Jesús» (Pertenezco a Jesús), conmovió al mundo entero. Kaká fue elegido como el mejor jugador de fútbol de 2007, y lo atribuyó al amparo de la Deidad. El jugador superó las aguijones de la fama. Kaká y su esposa Caroline Celico decidieron arribar castos al matrimonio y lo alcanzaron. «Hoy nuestra vida matrimonial es hermosa, creo que se debe a que supimos esperar», afirma Kaká.

No hay comentarios: