Neoplasias malignas y sida - Excélsior

El sida se ha vinculado directamente con una mayor frecuencia de neoplasias malignas. El sarcoma de Kaposi, los linfomas No Hodgkin y el cáncer del cuello uterino son enfermedades que definen el sida en los pacientes infectados por el VIH. Otras enfermedades neoplásicas que se asocian al sida son la de Hodgkin, el cáncer anal, testicular, el melanoma, cutáneos y los linfomas primarios del SNC. Se tienen registrados casos de leiomiosarcomas (cáncer del tejido muscular) como una complicación de la infección VIH en niños.

La aparición de citopenias progresivas (disminución de los diversos tipos de células sanguíneas: eritrocitos, leucocitos y plaquetas; es frecuente en personas infectadas por el VIH. Los mecanismos causantes son varios e incluyen efectos directos del VIH sobre las células precursoras hematopoyéticas que van a terminar por ser glóbulos blancos, rojos o trombocitos, alteraciones en el microambiente de la médula ósea y destrucción inmunológica de las células sanguíneas periféricas. La intensidad de estos cambios se relaciona con las infecciones y los efectos depresores sobre le médula ósea de los tratamientos antirretrovirales, antiinfecciosos y antineoplásicos.

La anemia es una constante en quienes tienen sida y puede deberse a defectos en la reutilización del hierro (anemia en las enfermedades crónicas) y aparece aproximadamente en 25% de los pacientes infectados por el VIH asintomáticos.

No hay comentarios: