Diario de Navarra - La familia que sobrevivió al infierno de la droga - EL INFIERNO DE LA DROGA

"Con 15 años empezamos a tontear con los típicos porros", explica Pepe, "seguimos con pastillas, anfetaminas, las conseguíamos con recetas falsas, después ácidos; así durante cuatro años. Hasta que un día pruebas la heroína. Tenía 20 años. Lo recordaré mientras viva. Estábamos muy alterados por las anfetaminas. Un amigo me comentó que lo podía solucionar. Efectivamente. Así fue. Tras 12 horas de "subidón", nos metimos una raya de heroína y a los 10 minutos nos entró una paz inexplicable. Me gustó la sensación. Esta es mi droga, me dije. Otros amigos, por el contrario, empezaron a devolver. Lo pasaron muy mal. No se engancharon. Yo al revés".

No hay comentarios: