Opinión » Firmas | Obsesión por el látex | El Correo Gallego - Diario de la Capital de Galicia

La Mesa del Congreso ha admitido a trámite una iniciativa de IU y ERC para reprobar "públicamente" las declaraciones efectuadas por el Papa sobre el sida en África. Vayamos por partes, porque la obsesión por el látex está llevando a nuestros políticos a hacer el ridículo en varios frentes.

En primer lugar, los totalitarios que abroncan al Papa por hablar sobre cuestiones políticas le sacuden también por tratar aspectos morales. Es decir, que no les gusta lo que dice, sea lo que sea. Les molesta su libertad de expresión y lo reprueban, algo que les retrata como liberticidas y reaccionarios. Añadamos a este ataque el lío diplomático de ultrajar a un jefe de Estado, Curiosa actitud de un Congreso que inclinó la cerviz ante Sarkozy, ése que tildó de idiota a nuestro presidente.

Hay otro asunto no menos importante: en África han repartido millones de condones en los últimos años y el sida no ha hecho más que multiplicarse. Por eso el Papa ha dicho que el preservativo, "por sí solo", no resuelve el problema, que es un medio de contención, no de prevención. Benedicto XVI propone "humanizar la sexualidad", cambiar la tendencia a la promiscuidad sexual tan enraizada en la cultura africana.

Quizá se equivoque el buen hombre, pero no parece descabellado escuchar al jefe de una Iglesia que es la principal cuidadora de los enfermos de sida en África.

No hay comentarios: