Goleada católica a IU-ICV en la lucha contra el sida

El hecho es que las asociaciones católicas hacen muchísimo más que el tándem Llamazares-Herrera en la prevención del sida y en el cuidado de los enfermos infectados. Infinitamente más. Llamazares y Herrera deberían salir de sus castillos ideológicos e ir a llamar humildemente a las puertas, por ejemplo, de la Comunidad de San Egidio () Esta Comunidad fue citada por el Papa en su viaje africano como un ejemplo, uno de tantos y tantos, de lo que la gente de la Iglesia católica realiza en la lucha contra el sida.

Se enterarían que, en este combate, la Comunidad de San Egidio está presente en Mozambique, Malawi, Tanzania, Kenia, República de Guinea, Guinea Bissau, Nigeria, Angola, República Democrática del Congo, Camerún. ¿Dónde esta presente IU-ICV? ¿Dónde?

Según la Comunidad de San Egidio, la problemática del sida en África va asociada a pobreza, malnutrición, tuberculosis, malaria, escaso nivel de educación sanitaria… No puede separarse la infección del sida de este contexto. Hay una ingente labor de cuidados, educación, cultura, mentalidad, respeto a los seres humanos, hombres, mujeres, niños, jóvenes, enfermos, creación de infraestructuras sociales, educativas y hospitalarias.

¿Por qué IU-ICV no impulsa en el Congreso una propuesta para apoyar moral y económicamente la actividad inmensa y generosa que numerosas entidades católicas y cristianas realizan en África contra el sida? Quizás Llamazares y Herrera piensan que esta acción cotidiana, humanitaria y liberadora se solventa con preservativos mágicos. Será que creen en la magia.

No hay comentarios: