La droga se apoderó de sus vidas y piden con desesperación ayuda para recuperar a su hijo

Al llegar los fines de semana, en el barrio la problemática se intensifica. "Se juntan en las esquinas y se amanecen. Salen en moto a robar, se meten en las casas cuando vuelven corriendo. Nunca he comprobado que él haya robado. Cae preso porque nosotros lo hacemos llevar. Se vuelve violento; una vez se cortó los brazos. Creo que es porque nosotros tratamos de ponerle límites, pero no se puede", razona María.

Más...

No hay comentarios: