Alto de San Isidro, barrio sin ley

La venta de heroína y cocaína es su modo de vida, además del mercadeo con los «pisos patada». «Ellos dicen que se dedican a la fruta», comenta con sarcasmo una anciana residente en este infierno. En Alto de San Isidro roban y destrozan los coches como el respirar. A cualquier hora del día. Los que más lo sufren son los que visitan a sus difuntos en el cementerio de San Isidro o el velatorio que está junto al parque. Y los días en los que el Atlético de Madrid juega en casa, Policía Nacional y Municipal despliegan un dispositivo especial para reducir este delito. «Nos pueden venir al día siguiente 30 denuncias de robos en la avenida de Quince de Mayo»,
Más...

No hay comentarios: