Salvar bebés: otra lucha contra el sida

Nueve de cada diez niños infectados adquirieron el VIH por “trasmisión perinatal”, es decir, en el parto o durante la lactancia. Y uno de cada diez, por contacto sexual, drogas intravenosas o causa “no registrada”, lo que evidencia problemáticas añadidas (explotación sexual, abandono, maltrato y marginación) que igual se ciernen sobre la niñez del planeta.

“Más mujeres jóvenes viviendo con el virus equivale a más madres en riesgo de transmitir la enfermedad a sus hijos”, explican los expertos. Una detección oportuna de las madres embarazadas con VIH puede cortar esta cadena. Para ello se necesita que acudan a atención médica, pero el sector salud estima que cerca de 32 por ciento de las gestantes en México no lo hace, y no se presentan a un hospital hasta el momento del parto.


Los bebés de madres positivas deben nacer por cesárea en un proceso cuidadoso que culmina con un tratamiento profiláctico de antirretrovirales a las seis horas del nacimiento, el cual se repite a intervalos durante los primeros dos años de vida. Apenas hasta entonces "se puede declarar a un bebé libre del VIH/SIDA, precisa Nuño.


No hay comentarios: