Se inyectó aceite en el rostro y quedó desfigurada

La cirujana plástica Mónica Milito explicó, en un artículo de Clarín Mujer, quiénes son las adictas al bisturí: “Son mujeres que padecen lo que se llama dismorfobia, una patología por la que el individuo no se reconoce ni acepta en el espejo. Siempre quiere ver otra cosa, se opera, se cambia el color de pelo y nunca está conforme. Porque viven comparándose con estándares muy altos y van de cirujano en cirujano. Se caracterizan por criticar siempre al cirujano anterior”.
Más...

No hay comentarios: