"No comía para beber alcohol sin engordar", pero "me puse realmente mal y tuve que pedir ayuda"

La doctora Rosa Calvo, psicóloga del Hospital Universitario de La Paz, añade que como las calorías del alcohol no tienen nutrientes, las consecuencias de sustituirlas por alimentos tienen un doble efecto: por un lado una desnutrición generalizada que afecta prácticamente a todos los órganos del cuerpo pudiendo incrementar incluso el riesgo de muerte. Por otro, el deterioro cognitivo del cerebro por el consumo de alcohol, que pierde capacidad de control, algo que si no se para a tiempo puede ser irreversible. Hacer esto "es una locura", opina.
Mas...

No hay comentarios: