Escalofriante confesión sobre desaparecidos en Tijuana

El crimen organizado ha apelado a la macabra modalidad de disolver los cadáveres de personas ejecutadas para no dejar pistas, dijo Santiago Meza, un criminal confeso que habría disuelto entre 150 y 300 cadáveres, cuando fue arrestado en enero de 2009. Trabajaba para el cartel de los Arellano Félix.

Conocido con el alias de "El Pozolero", Meza testificó en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) que entre 1996 y 2009 deshizo en "sosa cáustica" a decenas de personas en casas seguras de la mafia, que tiró los restos humanos en arroyos y drenajes de Tijuana o los enterró en fosas comunes.

Dos asociaciones civiles de Tijuana, integradas por familiares de víctimas, dicen que en el estado tienen registradas 488 personas desaparecidas, pero estiman que existen decenas de casos más que no han sido denunciados porque las familias temen sufrir represalias o desconfían de las autoridades.
Mas...

No hay comentarios: