La maldición de ser blanco.

Ser albino en el continente africano es sinónimo, en muchos casos, de abandono por los propios progenitores y de persecución segura por parte de su comunidad. Hasta hace un tiempo, su mayor preocupación era el ser marginados por sus compatriotas, por ser considerada su condición genética una maldición. Ahora, su rutina es una lucha constante por la supervivencia. La creencia de que con el cuerpo de un albino pueden elaborarse pócimas que otorgan éxito y riqueza ha dado lugar a una cacería donde el objetivo es cualquier parte del cuerpo de un albino.
La persecución y el miedo de esta comunidad ha originado la búsqueda de un refugio donde estar a salvo. Sólo en Tanzania hay un total de 170.000 albinos, cerca de un centenar son asesinados y desmembrados cada año desde 2008 y alrededor de 10.000 han sido desplazados de sus hogares o relegados a la clandestinidad.
El cuerpo del deseo
En Tanzania, un país donde el 80% de la población vive con menos de un euro al día, se llegan a pagar 800 por el antebrazo, o 1.000 euros si se trata de una pierna. En un país donde el SIDA es una de las principales causas de muerte, se cree que la violación de una mujer albina cura del virus a los afectados, lo que ha incrementado tanto el número de violaciones como el de contagios.
Mas...

No hay comentarios: