Joven de 16 años se inyectó derivado de morfina y estuvo al borde de la muerte.

Una adolescente de 16 años estuvo varios segundos sin vida, luego de inyectarse un derivado de la morfina, tras haberlo conseguido sin receta alguna en una farmacia del departamento capital, aegñun surge de las denuncias que realizaron varios vecinos de la familia. Sin embargo, los familiares no denunciaron el caso para evitar la exposición de la menor de edad, por sus problemas de adicción. Además la adolescente “estuvo segundos con presión cero, es decir, estuvo sin signos vitales, de milagro no pasó lo peor”.

El jefe de Emergencias del Hospital Ramón Madariaga, Fernando Betancur, afirmó ayer que los casos de adolescentes con cuadros de sobredosis con distintos medicamentos se registran casi todos los fines de semana, “especialmente por haber consumido klosidol, un analgésico de la familia del opio” que por sus efectos tóxicos, cuando no es usado de manera correcta, afecta especialmente al corazón y provoca una fuerte adicción.
Mas...

No hay comentarios: