Cómo prevenir el SIDA

En los chavales ya no sirven los cachivaches, sino las drogas; ya no sirven los esféricos, sino el alcohol; ya no sirven las golosinas, sino el sexo. ¿Quiénes ganan? Los fabricantes de condones, los traficantes de narcóticos y las destilerías etílicas, que se enriquecen con el apasionamiento sexual.

De ahí el error de los Ministros de Salud y Educación al obstaculizar el impulso de la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad después de los esponsales, porque su interés real no es la felicidad de los adolescentes, sino apartar de ellos todo tipo de equilibrio personal. Propagan el preservativo y la píldora del día después, porque estos hábitos ofrecen “placer sin consecuencias”, mientras que la abstinencia y la fidelidad exige disciplina y arrojo, que la juventud actual rehúsa

No hay comentarios: