La desintegración moral por acciones políticas, nuevo tema de la oposición .

preso.png

Una vez que han fracasado los intentos opositores de romper el orden Constitucional hemos de reflexionar de dónde vienen las críticas que mencionan la “desintegración moral de la sociedad Ecuatoriana”.

El primer concepto es que la culpa de esta desintegración moral la tiene el gobierno por dar vía libre a las drogas pues ahora “cualquiera” puede andar con drogas y no ser detenido

Para mejor comprensión de este escrito hemos de poner un caso de la vida real.

Un jovencito de 18 años recién cumplidos es encontrado con un cigarrillo de marihuana, sobre este joven cae todo el peso de la ley y es sentenciado a tres meses de prisión. Apenas ingresa a la cárcel es objeto de violación por un grupo de delincuentes reincidentes, este joven es torturado y violentado repetidamente durante su permanencia en la cárcel lo cual afecta de manera grave su psiquis motivo por el cual termina suicidándose dentro de la misma cárcel.

Este tipo de acontecimientos es un cuadro reiterativo en las cárceles de todo el mundo, es aquí cuando los argumentos de los que hablan en contra de las más recientes disposiciones legales que regulan la posesión de droga para consumo personal caen en saco roto pues estamos ante casos que reflejan un fracaso no sólo personal (del joven suicida) sino también de la sociedad.

Pero... qué tan ciertas son las afirmaciones de quienes pontifican sobre estos temas?, Os invito a analizar ciertos detalles.

En el año 2008, los ecuatorianos aprobaron una Constitución, la cual, dice en su Art. 364.- Las adicciones son un problema de salud pública. Al Estado le corresponderá desarrollar programas coordinados de información, prevención y control del consumo de alcohol, tabaco y sustancias estupefacientes y psicotrópicas; así como ofrecer tratamiento y rehabilitación a los consumidores ocasionales, habituales y problemáticos. En ningún caso se permitirá su criminalización ni se vulnerarán sus derechos constitucionales.

Lo medular de este artículo radica en la consideración del adicto ya no como un delincuente sino como un enfermo al cual se debe de rehabilitar, no condenar.

Luego de este pronunciamiento nacional, se debía determinar la cantidad de droga que puede poseer cada persona para poder ser considerada como enfermo y no como traficante, lo cual se determinó (luego de amplios estudios), mediante informe del Consejo Nacional de Sustancias Psicotrópicas y Estupefacientes, CONSEP, este Consejo determinó que cada consumidor, sin incurrir en ningún delito, puede portar la  cantidad de alguna de las siguientes drogas:  10 gramos de marihuana, 2 gramos de pasta base de cocaína, 1 gramo de clorhidrato de cocaína, 0,1 gramos de heroína, 0.015 de MDA-N.etil-a meta-3.4-metilendioxifenetilamina, 0.015 de MDMA-N-a-dimetil-3.4-metilendioxifenetilamina (éxtasis) y 0.040 de anfetaminas.

Utilizamos el ejemplo del joven suicida para ejemplarizar lo grave que puede ser para el derecho individual generalizar acciones y sanciones. Personalmente pregunto a cualquier ciudadano ecuatoriano, cual sería su opinión si el joven del ejemplo fuese su propio hijo?. Pues luego de más de 25 años trabajando activamente en Prevención de Adicciones puedo asegurar que no existe persona ni Organización ni Institución que cuente con el método o estrategia adecuado para asegurar que ningún joven caiga dentro de la maraña del narcotráfico y las adicciones.

La pretensión que se persigue con la vigencia de las leyes mencionadas es la de proteger a los ciudadanos ecuatorianos, principalmente a los jóvenes, dada la circunstancia de que en este tiempo existe una facilidad asombrosa en cuanto al acceso a las drogas, los jóvenes están muy cerca a las drogas sin significar esto que todos los jóvenes sean adictos ni tampoco traficantes.

No puedo terminar este escrito sin mencionar una transformación que llena de satisfacción a las personas que de una u otra manera seguimos con atención los procesos sociales y políticos que siguen algunas naciones como el Ecuador en cuanto a lo que engloba a la delincuencia. Ese logro de un joven ecuatoriano privado de su libertad, que sin embargo obtiene una beca para estudiar la universidad, para los interesados adjunto la referencia: http://www.eltiempo.com.ec/noticias-cuenca/161911-con-928-puntos-un-privado-de-libertad-sorprende-en-pruebas-para-entrar-a-la-u/


Dr. Ricardo Carlin de la Cruz

Versión para imprimir:


No hay comentarios: